Buscar
Buscar
Close this search box.

Quienes somos

A lo largo de una vida se suelen hacer cosas por deber, por compromiso, por miedo o sencillamente por tener en cuenta la opinión de otras personas.

Eso no ocurre en este rincón y para que veas que lo que digo es cierto te cuento quienes somos.

Nosotros hemos hecho las cosas y las hacemos, partiendo de dos puntos: la pasión y el amor.

La pasión por nuestro trabajo, el amor por las tradiciones y por los valores clásicos ha hecho que nuestra familia se haya ampliado, dando forma a una fuerte colaboración entre otras dedicadas a nuestro gremio.

Comprometidos con el medio amiente y con los frutos de la tierra en todo lo que hacemos, nuestro equipo está formado por viticultores, enólogos, bodegueros, sumillers y diseñadores que, sumando sinergias, han conseguido llevar a las mesas vinos honestos, sinceros y de gran calidad.

En Family Owned Wineries encuentras elaboraciones con las mejores uvas, las más representativas y tradicionales de cada zona, con el objetivo evidente de respetar la identidad de cada una de las variedades, con una imagen actual y, además, asequible para los amantes del vino.

Dicen que quién no conoce su historia está condenado a repetirla. Os dejamos aquí un retablo de nuestra historia, para que en este caso quede como un ejemplo a seguir y un modo de alcanzar el éxito en el más amplio sentido de la palabra.

Fijaos cómo salió nuestro primer vino en el mercado.

Marriage of Mr. Gabriel Morey and Mrs. Antonia Garau.

El matrimonio de Doña Antonia Garau y Gabriel Morey fue sellado ante la iglesia el día 1 de febrero de 1969.

Doña Antonia, aportó una finca de viñedos de Consell, asi como su elegancia y el entusiasmo propio de las mujeres emprendedoras de antaño.

Don Gabriel, por su parte, destacaba en ese momento por su don de gentes, visión de servicio y una inmejorable atención al cliente. Por ello se estaba convirtiendo en el mejor vendedor de vinos y espirituosos de la isla de Mallorca.

Se dio la alianza perfecta. Después y ya junto con sus hijos, elaboraron el primer vino propio, “Son Colom” teniendo una gran aceptación en la isla.

Ese fue el detonante de esta línea Family-Owned Wineries. A partir de ese momento, se fueron creando sinergias, amistades y colaboraciones entre otras familias vitivinícolas dando lugar a grandes proyectos de los que podéis disfrutar en estos días.

Cabe destacar uniones con prestigiosas familias del mundo del vino tales como la familia Gil, la familia Yllera, la familia Ornelia Bellía, la Familia Botter, la familia Rivero, la familia Palacios y la familia Barbadillo.

En la actualidad se elaboran 1 millón de botellas entre la unión de todas las marcas y en estos días que corren llenos de incertidumbre, nos corresponde subrayar que todo ello sucedió dando un solo paso, el de creer en los sueños cómo algo realmente cierto.